El Orejón de Villena

208

VILLENA Y SUS HISTORIAS
XIII MERCADO MEDIEVAL EL RABAL-2014

-El Orejón de Villena nos cuenta que vivió entre 1525 y 1888 en su casa “La Torre del Reloj”, sita en la Calle-Plaza Mayor de la Villa y después Ciudad de Villena.

-Que los vecinos y las Autoridades Municipales decidieron derribar su casa-Torre porque decían que no era segura, y en vez de restaurarla, optaron por hacerla desaparecer.

-El Orejón nos cuenta que lo pusieron en el Campanario de Santa María para seguir cumpliendo sus deberes de hacer felices a propios y extraños que se acercaban a contemplar sus gracias y zalamerías.

-Al parecer, la nueva ubicación no cumplía las expectativas anteriores-seguramente por la gran altura que lo pusieron y quedar como un punto lejano a los espectadores-.

-El resultado fue que nuevamente lo mudaron de casa-pero esta vez como mudo y triste testigo decorativo en un rincón del Ayuntamiento, y que después de pasar por varias manos, se perdió en las sombras del tiempo.

-Pero el legendario Orejón de Villena nos cuenta que, como todos los personajes forjados entre la fantasía y la realidad tienen mucho de mágicos y, él, sigue viviendo en todos los hogares de su Villena y, que ha estado presente en todas las calles y actos de la FIESTAS DEL MEDIOEVO-XIII Mercado Medieval del Rabal.

-El Orejón y sus amigos-gigantes y cabezudos de la ermita de san José- han correteado por sus Plazas y Placetas; Mayor, de Santa María, Hermanos Griñán, de la Tercia, de Biar, Colache, Garrofero,Santa Bárbara, Embajadas y Explanada del Castillo.

También por sus calles; Teniente Hernández Menor, Maestro Caravaca, la Rambla, Palomar, Baja, Rulda,San José,Cantones, Onil-cuesta de los gitanos-,Castalla, Primera y segunda Manzana, Paseo de Doña Constanza, Libertad, Mirador y Subida a Santa Bárbara.

-El Orejón nos sigue contando que han sobrevolado la hermosa y noble fortaleza Mediterránea del Castillo de la Atalaya con su imponente Torre del Homenaje, la Iglesia de Santa Maria y la ermita de San José ,y desde los restos del Castillo de Salvatierra y ermita de San Cristóbal sitas en la Sierra de la Villa, todo el Barrio Histórico, con el Ayuntamiento, Iglesia de Santiago, ermita de San Antón, todo el Barrio del Rabal con su Plaza Mayor recientemente rehabilitada, para reposar hasta otra ocasión en los cimientos de la que fue su casa-Torre del Reloj, que no pierde la esperanza que en un futuro próximo vuelva a ser levantada y se repare lo que para él Orejón fue un error derribarla.

-Sus amigos, los gigantes y cabezudos de la ermita de San José, han regresado muy contentos después de su aventura, para hacer compañía al Santo en su ermitorio hasta el año que viene.

-Nosotros nos quedamos recorriendo las plazas y calles del Rabal, sus puestos de mercaderías, entremezclados con con los colores, olores típicos y la música que nos hace sentir juglares, trovadores, narradores de cuentos y leyendas, caballeros, hidalgos o escuderos de aquel lejano Medievo Villenero enclavado en la parte mas castiza de su Villa y después Ciudad; el Arrabal de la Noble Villena.

Villena 2020
Fuentes;
Historia de Villena-José Mª. Soler
Wikipedia