Antiguos oficios : la apicultura en Biar

278
Apicultura y Apicultores en Biar

BIAR I LES SEUES HISTÓRIES : ELS ÚLTIMS APICULTORS DE BIAR

*De la má de Juan Pérez Gimeno y con las vivencias de sus casi 90 años curtidos en las sierras y montes de su querido Biar-aprendiz y maestro en casi todos los oficios del ámbito rural, hoy, muchos de ellos desaparecidos, es su deseo dedicar este apartado a recordar el viejo oficio de apicultor-colmener-mielero de Biar-no en vano en la antigüedad se la conocía como APIARIUM, lugar de abejas, asi como que sirva de un cariñoso homenaje para aquellos últimos apicultors biaruts que ya nos dejaron; Tio Sixto y su hijo Juan,el Tío Emilio, Paco “Campana”, José “ El Gambo “, Agustín “Tío Dique”, Diego Albero y su hermano Pepito, Cristobal y Miguel “Pololos”, Melecio “Tailoret”, Antonio “Toni Saleta”, Cristobal “El Banyerut”, Pepe “Barbereta”…

*También el reconocimiento para los que están tomando el relevo de este hermoso oficio tradicional-artesenal a los cuales anima a que lo continuen pues forma parte del patrimonio cultural-histórico-artesenal del “NOSTRE APIARIUM-LUGAR DE ABEJAS: Gabriel Alcaraz Conca-zaga del “Tio Emilio”-, Pedro Rico, Salavador Reig, José Oltra…

*De la má de Juan, él, nos narra con emoción y profundo sentimiento lo siguiente:

-”-Los que vivimos los años inmediatamente posteriores a la Guarra Civil todavía los recordamos como “els anys de la fam”.

-Eran tiempos de escasez donde todos los de la casa intentábamos colaborar para poder traer algo de dinero o, al menos, conseguir comida a cambio de trabajo.

–A modo de pequeño homenaje personal a los hombres que a lo largo de mi vida he conocido dedicados en Biar a este oficio tradicional- y a los que lo continuan-, he recopilado una modesta información de todos ellos .

RL TIO SIXTO SANTONJA Y SU HIJO JUANITO

-En aquellos años, mi padre era buen amigo del “Tio Sixto Santonnja”, quien se dedicaba a la apicultura. Para las labores del cuidado de las colmenas contaba con la ayuda de de su hijo Juanito, pero mi padre le pidio que me dejara trabajar durante la recolecta de la miel, a cambio de un plato de caliente.

-Y asi fue como aprendí, siendo solo un niño, lo poco que sé sobre este oficio, trabajando durante la primavera y el otoño de los años 1943 a 1946.

-Por aquel entonces el Tio Sixto tenia colocadas las colmenas en dos emplazamientos. El primero de ellos en las cercanias dels Banncalets del Sarandero-Barran de l´Infern. Construyó una casita-refugio destinada a la extracción de la miel y sus utensilios hasta el año 1941.

-El mismo año construyó otra muy próxima, de mayor tamaño, y que hoy en día está bastante reformada.

-El otro colmenar estaba en el paraje conocido como Campaneta,en la zona de bancales que queda justo debajo de la Penya Barroc. La casa-refugio que tenia hoy en día esta en ruinas.

-Mi trabajo consistía en transportar sobre una carretilla los panales de miel desde las colmenas hasta la caseta, que es donde el Tio Sixto se encargaba de “tallar la mel”, es decir, cortaba los panales llenos de miel para su extracción. Juanito se encargaba a su vez de revisar el estado de las colmenas y de sacar los panales que yo debía de transportar.

-Para hacer mi trabajo contaba con mi traje y careta de apicultor, y anuque siempre había alguna abeja que me picaba, yo disfrutaba haciendo este trabajo. Los panales se los pasaba al Tio Sxto a través de una rendija en la puerta de la casita-refugio.

-Se trataba de una puerta provisional de tela metálica de manera que nos podiamos comunicar perfectamente. Mi horario era de 9 de la mañana a las 3 de la tarde.

-Cuando finalizaba la jornada laboral, con mas hambre ya que un perro, esperaba impaciente que el Tio Sixto nos preparara una paella que siempre le salia riquísima. Y para rematar la comilona, disfrutábamos de un suculento postre: la bresca- el panal con la miel aun en su interior- servida con rodajas de naranja. No creo haber probado otro postre mas delicioso que la miel aun dentro del panal, combinado con la naranja o, al menos, el hambre de aquella época así me lo hacia recordar.

-En primavera se extraia la miel de romero y la del otoño la de la flor del tomillo, muy sabrosa también.

EL TIO EMILIO

-A Emilio Conca Mataíx también le recuerdo como compañero de caza de mi padre.
El primer colmenar que tuvo estaba a los pies de les Coves de Montilla.La casita-refugio
estaba entre el macizo en que estan la cuevas y el Cabezo del Teléfono.

-También tuvo colmenas al fondo del Racó de l´Espedrinyal, en la solana, en el lugar donde se vierten ya las aguas hacia el Barranc de l´Infern. El lugar en el que construyó la casita-refugio no es facil de localizar por la cantidad de pinos y arbustos que actualmente hay en la zona. Gracias a la ayuda de Federico, guarda del Club de Caza, pude finalmente encontrarla.Esta casita, como casi todas las que he mencionado, contaba con aljibe para suministrar agua.

-En la actualidad uno de sus nietos, Gabriel Alcaraz Conca, sigue la tradición dedicándose a este oficio tan antiguo y tan característico a lo largo de la historia de nuestro pueblo.

-Sus colmenas se encuentran repartidas entre dos emplazamientos: uno de ellos, a los pies del Cant del Gall en la solana de la Serra de Fontanelles,muy cerca del lugar en que se enciende el Ave Maria en las Fiestas de Mayo.

-Cuenta con una cueva-refugio para la extracción de la miel. Hoy por hoy, es el mayor recolector de miel de Biar.

-El segundo emplazamiento lo tiene en las faldas del Cabeço Gros, en la misma sierra que el anterior, pero en el lado de la umbría.

PACO VERDÚ “ CAMPANA”

-Debe su mote al periodo en que su familia trabajó en la Casa Campana o Casa del Pouet. Sus colmenas estaban en les Llometes de la Casa Mira, en la zona de l´Arguenya, muy próximas a la cantera de arcilla del Barranc de l´Infern y de la Garrafa.

-Allí aun se pueden encontrar restos de algunas colmenas y en este caso, la casa-refugio sigue en pie. Los últimos años que dedicó a esta tarea fue ayudado por su nieto Juan Valdés.

JOSÉ RICHART “EL GAMBO”

-Al principios de dedicarse a la apicultura, sus colmenas se encontraban en el paraje de Les Fontanelles,cerca de la Casa de la Ingeniera y las faldas de los cabezos del mismo nombre.

-De la casa refugio no queda nada, pero aun se pueden encontrar restos de algunas colmenas.

-Después se trasladó bajo la Penya el Corb,cerca de la Senda del Destallador a su paso por el paraje del Corral de Tadeo.

-Terminó su actividad por culpa de una enfermedad producida por un parásito que acabó con todas sus abejas y las del resto de apicultores existentes en aquel momento.

AGUSTÍN DIEZ, “EL TIO DIQUE”

-Las colmenas y la casa-refugio estaban en las proximidades del Molí del Comaro, en la zona conocida como Buenos Aires.El negocio lo tenía a medias con Diego Albero Navarro.

-Aunque la casa-refugio ahora está abandonada, fue reformada después de que dejara de usarse como tal.

-Pepito Albero, hermano de Diego a quien ayudaba en las tareas de recolección de la miel, me cuenta una anécdota de aquella época, que ya anteriormente había oído contar:
Uno de los días en que debían de cortar la miel dio la casualidad de que por los alrededores del colmenar había un hombre labrando.

-Le pidieron que se marchara para evitar que sufriera las picaduras de las abejas durante el proceso. Éste hizo caso omiso de la advertencia y al final tuvo que salir corriendo al comprobar que éstas iban a por él.

-Se marchó con tanta prisa que dejo al mulo romo, nombre que designábamos a los machos, enganchado al arado y fue con éste con el que las abejas acabaron cebándose. Recibió tantas picaduras que murió el pobre animal. Al final Diego y el Tío Dique tuvieron que indemnizar a su propietario.

CRISTOBAL Y MIGUEL MOLINA “ELS POLOLOS”

-Estos dos hermanos montaron algunas colmenas en La Salseta, en un olivar que contaba con una pequeña casa de labranza.

-Con posterioridad las trasladaron a La Forca pero solo se dedicaron a esta actividad un periodo corto de tiempo.

-Finalmente las vendieron a un ilicitano que sigue cuidándolas en la actualidad. El número de colmenas lo ha incrementado considerablemente y cuenta con un refugio de apoyo.

MELECIO GONZÁLEZ “TAILORET”

-Sus primera colmenas las instaló en la misma loma en la que se encuentra la Casa del Bobo, en el camino de Fontalbres, y hoy en día el lugar es difícil encontrar por la vegetación existente. Él solía referirse al refugio como “Villa Abejas”. Aun recuerdo cuando hace años cazaba por esta zona y pasaba por delante de la casa-refugio y de sus colmenas.

-Posteriormente las trasladó cerca de Les Casetes de Gil. En esta ocasión el refugio lo construyó de madera y del mismo, quedan pocos restos.

-También colocó algunas en la finca de Tadeo.

ANTONIO MARTÍNEZ “TONI SALETA”

-En sus comienzos sus colmenas estaban junto a la cantera del Cabecet de la Viuda, junto al Barranc de la Quitranera donde aun se mantiene en pie las paredes del refugio.

-Con posterioridad colocó mas colmenas bajo el Pico el Frare.La casa-refugio se encuentra dentro de la finca del mismo nombre, cuyos propietarios se han encargado de conservarla en pie y en el que todavía se encuentra tanto el aljibe como el banco para cortar la miel.Durante algún tiempo fue socio del Tio Emilio.

PEDRO RICO

-Este apicultor es natural de Castalla pero está casado con una biarense, de la familia Castelló. En la actualidad tiene colmenas próximas al Campo de Tiro Club de Caza y al Corral del Marqués-hoy convertido en un complejo de turismo rural-, en un barranco próximo a una de las antiguas canteras de la Tosquera. El refugio que utiliza para la extracción de la miel es desmontable.

-Antes de esta ubicación tuvo colmenas en la ladera del cabezo del Pi Solitari, más cerca del Corral del Marqués que en la actualidad. Con las obras de acondicionamiento del complejo tuvo que trasladarlas.

CRISTOBAL SAMPER “EL BANYERUT”

-Tuvo colmenas dentro de la finca de la Marcota-propiedad entonces de la familia Aynat, y que en Biar conocemos como los de la Viuda.

PEPE “BARBERETA”

-Tuvo sus colmenas cerca de la Casa de l´Altet.

OTROS APICULTORES

-Que actualmente poseen colmenas dentro de nuestro término son:

-Salvador Reig de Xátiva en el Cabeçet de Valero en la ladera que linda con el Barranc de la Font de Bellot.

-José Oltra tiene las colmenas un poco mas arriba que Salvador.

-Cerca del Cantal del Llamp, por la senda que va desde el Camí de Benassait a la Cova Negra,a la altura del embalse de agua, hay colmenas cuyo propietario es de Villena conocido como “ la Piquera”.

-Estos últimos son solo ejemplos de pequeñas instalaciones de colmenas dentro de nuestro término que son cuidadas por personas de otras localidades.Junto a ellos, algún que otro pequeño productor de Biar, como por ejemplo Vicente Albero Colomina, dedica sus horas de ocio al cuidado de unas pocas colmenas destinadas a producir miel para su propio consumo.

-Como epílogo decir:
Que desde antiguo no solo se ha alabado la calidad de la miel de Biar, sino también el esmero con el que sus recolectores llevaban a cabo esta labor. En la actualidad, aunque con utensilios de materiales diferentes, sigue siendo un oficio artesanal.

-Fuentes: Juan Pérez Gimeno.
Juani Pérez Colomina.
David Pérez Colomina.

Llibre “Un passeig per les Serres de Biar”.

Wikipedia.

Biar 2019

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here