El Convento de Biar

155
Convento de Capuchinos de Biar

Un pequeño paseo gráfico con imágenes antiguas, que nos ayudarán a recordar la historia del Convento de San Miguel, de la localidad de Biar.

BIAR I LES SEUES HISTÓRIES

PINCELADAS SOBRE LA ESTANCIA EN BIAR DE LA ORDEN FRANCISCANA CAPUCHINOS DESCALZOS Y FRANCISCANOS OBSERVANTES

-Los primeros registros de su asentamiento en la Villa de Biar se remonta al 16 de febrero de 1598, tomando posesión de la ermita Virgen del Roser, morando en unas dependencia anejas a la misma.

-En esta ermita, los Capuchinos Descalzos estuvieron poco más de un año-problemas del sustento de la Fraternidad y la apertura de un nuevo convento en Alicante-motivaron la marcha de los frailes hacia la capital.

-Regresaron en 1716, asignándosele para su residencia las dependencias de la Hospedería de la ermita de Nuestra Señora de Gracia. Allí estuvieron hasta 1720.

-En ese año, el Ayuntamiento los trasladó al Hospicio de Biar-donde después se construiría el Convento e Iglesia de San Miguel-y alli, estuvieron ejerciendo el ministerio sacerdotal y asistencia a los enfermos.

-En 1734, el Hospicio se constituyo en Convento y las obras duraron hasta 1745. A continuación se iniciaron las obras del templo conventual que finalizarían en 1752 bajo la advocación del Arcángel San Miguel.

-A mediados de agosto de 1835, y como consecuencia de las leyes desamortizadoras, el Convento pasó a ser propiedad del Ayuntamiento y finalizando la permanencia de los Capuchinos Descalzos en Biar.

-Suprimidas las Ordenes Religiosas, el Convento se destinó a la enseñanza y la beneficencia, hasta que en abril de 1891 se instalaron los Franciscanos Observantes, permaneciendo en él, hasta 1919.

Madoz hace la siguiente referencia en 1846; “…tiene un convento de Menores Capuchinos que fue de la Órden de San Francisco de Asis, fundado en 1717 a expensas de los vecinos del pueblo,bajo la advocación de San Miguel Arcángel, el cual tenia al tiempo de la supresión-1835-16 sacerdotes y 8 legos, y en la actualidad se ha destinado a los piadosos objetos de enseñanza, hospital y casa de beneficencia”.

Sirva como colofón de ésta breve reseña, el transcribir el Cabildo de la Villa de Biar en Órden de poner la primera piedra en el nuevo Oratorio del Hospicio de San Miguel el 18 de Marzo de 1726:

En la Villa de Biar, a los 18 días del mes de marzo de 1726. Los Señores Justicia y Regimiento de ella, estando juntos en la Sala Capitular de este Ayuntamiento según y como lo hacen de costumbre es de saber.

-Los Señores, Juan José Costa, y Cristóbal Bellot, Alcaldes Ordinarios, el doctor Cristóbal Férriz, Gaspar Barceló de Jerónimo, Pedro Caetano Richart y Juan Bautista Correa, Regidores. Con asistencia de Vicente Santonja de Miguel, Síndico y Procuarador de ella. Trataron y acordaron los siguiente:

-El dicho Sr. Doctor Cristóbal Férriz, Regidor Primero dijo: Que el Reverendo Presidente de la Comunidad del Hospicio de Religiosos Menores de Capuchinos de ésta Villa, han puesto memorial diendo, como a continuación de la obra, han determinado poner la primera piedra en el nuevo Oratorio con título de Principe y Señor San Miguel en el día del Señor de San Joaquín, y suplican a la Villa les favorezcan con su asistencia para dicha función que en ello recibirán mucha honra.

-Y entendido todo ello, acordaron que siendo esta función tan santa y tan buena, tan del servicio del Señor y en honra y gloria del Príncipe San Miguel, que esta Villa asista y contribuya en todo cuanto pueda para la mayor magnificencia de ella.

-Y que así el Síndico de dicha Villa, ponga sobre la dicha primera piedra para el adelantamiento de dicha obra, dieciseis pesos de moneda de este Reino, y que el referido memorial se ponga por cabeza de este acuerdo y lo firmaran sus Mercedes de que doy Fé.

Ante mi Jaime Sanjuán. Escribano.

Biar 2020.

Fuentes: Libro de Fiestas año 1989.

Madoz.

Wikipedia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here